Donde habita la música española
Conciertos

La montaña rusa de emociones de Dani Martín conquista El Plaza Condesa

Por: Mónica López

Fotos: Fernando Pérez 

El 16 de junio Dani Martín se presentó en Ciudad de México, con un concierto explosivo en El Plaza Condesa en el que horas antes se colgó el cartel de Sold Out.

Con la mayoría de los asistentes dentro, y el resto de público aún entrando, a las 8:30 comenzó la noche en El Plaza Condesa, a cargo de Cris Méndez (excorista de Dani Martín), quien abrió el concierto, y se dispuso a tocar algunos temas de sus dos discos “Cris Méndez” y “Zona de confort”, justo como ha hecho en algunos de los conciertos que ha dado Dani Martín en España. Una manera excelente para hacer entrar en calor al público.

Al terminar la actuación de Cris Méndez, la espera, aunque corta, a los fans más ansiosos les pareció larga. El público empezaba a gritar “Dani, Dani”,  cada que se detenía la música o se apagaban las luces. Pasadas las nueve de la noche, por fin se apagaron las luces y al fondo del escenario se vio claramente la escenografía en donde se veía el nombre de “Dani Martín”, tras un intro musical comenzaron los acordes de “Las Ganas”, que lograron que el recinto retumbara por los gritos de los asistentes.

Un inicio potente que continuó con “Nada más que tu” y “Paloma” que dieron muestra de la energía que desprendería Dani en el escenario durante todo el concierto, al igual que su banda. Antes de continuar Dani se tomó un respiro para dar las gracias por estar en una noche tan importante para él.

Valía guardar energía para todo el concierto, y por eso después de un inicio intenso, llegó un momento tranquilo con “Dibujas”, a la que siguió una de las canciones de El canto del loco, su anterior grupo, “Peter Pan”, que cantó a coro el público, sobre todo aquellos seguidores fieles que lo han acompañado desde sus inicios.

La noche continuó con una montaña rusa de emociones, haciendo un recorrido por las canciones de todos sus discos, con temas como “Mi teatro”, “Que se mueran de envidia”, “Madrid, Madrid, Madrid”. Con tantas emociones el concierto el tiempo paso muy deprisa y antes del primer bis de la noche, Dani recordó junto al publico canciones de El canto del loco, que hicieron subir aún más la energía que ya se respiraba en la sala, “Ya nada volverá a ser como antes”, “Una foto en blanco y negro” y “La suerte de mi vida” fueron los temas elegidos por Dani para llevar al público a sus primeros años en México.

Justo en una de las pausas del concierto Dani recordó que fue hace 16 años cuando llegó por primera vez a México, cuando nadie conocía a su grupo, ni a él, y que su primer concierto lo habían dado en el que fuera el “Salón 21” (el desaparecido Salón Cuervo), desde entonces le tiene un especial cariño a México, y agradeció que después de tantos años lo ayudarán a seguir con su sueño y que hubieran llenado El Plaza Condesa, que sin duda sería una noche que no olvidaría.

Sin duda el momento más emotivo de la noche llegó con el primer bis del concierto, al regresar al escenario sólo Iñaki al piano y Dani, para interpretar “Mi lamento”, canción compuesta para su hermana y perteneciente a su primer álbum en solitario. Sólo se escuchaba el piano de Iñaki, el público se había quedado casi en silencio, se escuchaba un suave coro que acompañaba a Dani en una interpretación un tanto desgarradora.

Para continuar y no romper de golpe esta atmósfera de melancolía, la banda se incorporó para continuar con el cover de “Feel” de Robbie Williams, que también cantó el público, y cerrar este primer bis con “Guerra de pasos”, un tema que explota según avanza.

Dani anunciaba el fin del concierto, y el público respondía con un rotundo “no”, que hizo que el cantante les dijera que si querían más lo pidieran, para así el público gritar “otra, otra”. “Cero”, “Emocional” y “Los charcos” fueron las últimas canciones de la noche, aunque aún quedaba una sorpresa más el cover de “Échame a mi la culpa” un homenaje más a la música mexicana y a México.

Sin duda un concierto potente, lleno de emociones, que muestra a un Dani Martín apasionado por su música, entregado en el escenario, que transmite energía y que logra que el público no pare de cantar y saltar en ningún momento. Un directo, que muestra el talento de Dani en el escenario y de los músicos que conforman su banda, y que sólo viviéndolo se sabe realmente lo que es un concierto de Dani Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.